lunes, noviembre 07, 2005

Microcréditos para cambiar el mundo, una evolución del modelo de Kiva

He estado pensando en el tema del que ya hablé hace una semana en mi post sobre Kiva, la organización que ha lanzado una interesante iniciativa de microcréditos "P2P" para emprendedores de países en desarrollo. También lo he comentado con el Sr. Martínez, que nos aportaba ayer su visión sobre el tema, y con Josep de El día después de ayer, y cada vez me parece más interesante. El aspecto que me creo mejorable en el modelo de Kiva es la retribución a los inversores (cosa que no hacen), para desvincular completamente esto del concepto de donación y asociarlo al de inversión. La oportunidad es clara: en Uganda (por ejemplo) el tipo de interés en 2004 fue de más del 14%, y en Europa está en torno al 2%, así que ambas partes pueden ganar (win-win: la base para que las cosas funcionen). Si pudiese operar de esta forma podría llegar a ser algo muy grande, un potenciador enorme para los países en desarrollo.

Los inconvenientes/dificultades que hemos encontrado son:

  • Riesgo de tipo de cambio (que en principio, y para que funcionase debería asumir el prestatario, o como máximo ser compartido).
  • Riesgo de impago (creo que debería cubrirlo el intermediario)
  • La rentabilidad para el intermediario sería menor que en las operaciones tradicionales de la banca, así que pobáblemente fuese otro actor el que tuviera que emprender este negocio.
En fin, que me parece un tema muy pero que muy interesante, y he escrito a Kiva preguntándoles qué piensan de éste modelo. Ya os contaré qué me contestan, porque está claro que ellos tienen una perspectiva privilegiada. Además, y como recogía ayer Josep, ya hay gente que se está moviendo en esta dirección, como Pierre Omidyar, el fundador de eBay, quien ha donado 100 millones de dólares a la Universidad de Tufts para que le demuestren a los grandes bancos que se trata de un negocio rentable. Decidme qué os parece, ¿qué ventajas e inconvenientes le encontráis al tema (y si se os ocurre alguna forma de salvarlas)?.

ACTUALIZACIÓN: Me cuenta Matt Flannery de Kiva que les encantaría pagar intereses, pero por motivos de regulación en EE.UU. no pueden hacerlo, pero están trabajando en ello.

4 comentarios:

josep dijo...

Gonzalo, le sigo dándole vueltas a la cabeza y a la que disponga de un poco de tiempo igual empiezo a realizar algun modelo financiero en Excel. Un par de puntos.

En Uganda el tipo de interés oficial está como indicas en el 14% pero no quiero ni pensar que margen le aplican las entidades financieras a alguien que pide un crédito en ese país. Probablemente por encima del 20%. En Colombia donde el tipo oficial esta entre el 6% o el 7% si pides una hipoteca a un banco te clavan más de un 15% de interés y eso que existe una garantia real.

Imaginemos que la nueva Kiva cobre un 10% de interés por préstamo, y que como máximo los microcréditos serán de 500$, básicamente el problema es que tienes que realizar un montón de microcréditos para obtener una masa crítica, microcréditos sobre los que debes realizar un seguimiento con la estructura de personal más liviana y flexible posible y que además debe tener bastante capilaridad para llegar a lugares no facilmente accesibles probablemente lo mejor sería poder utilizar una red social ya existente ( alguna organización de la iglesia o ONG.

Lo de que el riesgo de impago lo soporte el intermediario me parece muy duro, precisamente si lo que queremos es un peer to peer el prestarario o cuasi inversor debería ser el que asume el riesgo.

Bueno para ser un comentario quizas me estoy alargando demasiado a ver si le doy más vueltas y escribo un post.

Gonzalo G. Cotorruelo dijo...

En lo del riesgo quizás tengas razón... aunque habría que buscar alguna forma para ofrecer una cierta garantía (uff, ya nos estamos convirtiendo en un banco;-))

La estructura de marketing allá habría que pensarla también... aunque probáblemente sea más fácil de lo que parece, porque son ellos los que quieren el crédito, y eso haría que se movieran. Desde luego lo que habría que potenciar es el boca a boca y un tipo de red social para el tema de disminuir es riesgo de impagos.

Manuel dijo...

Josep,

En Zabalketa (ONG de cooperación al desarrollo con base en Bilbao) estamos desarrollando en estos momentos un programa de micro-créditos para poner en marcha en Chiclayo (Perú) como complemento de otra serie de actividades que realizamos en la zona rural de Morrope. Un de los problemas que encontramos es contar con un software apropiado para esta labor. Quería preguntaros si conoceis de algun software (un excel bueno bastaría) con el que otras ONG esten gestionando sus programas de microcreditos.
Si es así os agradecería mucho que me lo hicieseis saber (mi correo es manuel@zabalketa.org

Muchísimas gracias

Anónimo dijo...

Disculpe el fuera de tema
>>>

Buenas,

me dirijo a usted para pedirle, por favor, que vote mi candidatura en el certamen de anuncios de "Cutty Sark".
He creado un blog monográfico en el cual se detalla más información.
http://jovenes-cerebros.blogspot.com

Si le apetece, también puede incluir una pequeña reseña en su bitácora, animando a otras personas a votar dicho cartel. Otra alternativa es reenviar este mensaje a los contactos que considere oportunos.

Muchas gracias de antemano por su atención.
Confío en su colaboración.
Saludos :)
Candidatura "Ingenua Picardía" Jóvenes Cerebros, Cutty Sark.


Buscando el bien de nuestros semejantes,
encontramos el nuestro

Platón


PD: Creo que hay un sistema que impide la emisión de más de un voto desde una misma dirección IP, así que si quiere enviar más de un voto ( de familiares y amigos por ejemplo), es recomendable hacerlo en días diferentes -ya que las direcciones IP suelen ser dinámicas- o desde ordenadores diferentes.
Por último, no olvide desactivar el bloqueador de anuncios emergentes al entrar en la página de votaciones ya que aparecerá un mensaje confirmando el voto emitido.