viernes, octubre 20, 2006

Un minuto para decir que no

Siempre me ha llamado la atención la forma en la que la mayoría de las empresas rechazan a un candidato durante un proceso de selección: ¡¡¡una carta!!!

Empleamos un montón de tiempo en realizar un proceso: desde las consultas a amigos y conocidos hasta la publicación de anuncios, desde las llamadas hasta las entrevistas... y nos cuesta emplear un minuto más por cada candidato rechazado para decirle que lo sentimos, pero que no ha sido seleccionado y que mucha suerte y muchas gracias por su tiempo.

Supongo que es algo que pasa en la mayoría de relaciones, duran lo que tienen que durar y después se terminan, a veces con un adios (en mejor o peor tono) y otras simplemente se difuminan... pero éste último no es el caso de las empresas.

Conseguir talento hoy en día es lo más complicado y determinante para crear grandes empresas, y eso se logra dejando el mejor sabor de boca en todos, los que contratas y los que no. Al fin y al cabo ellos también tienen su voz y su cartera, y te los encontrarás como clientes u opinando sobre tu empresa algún día.

Un minuto por persona, no hace falta más.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Incluso algunas, hasta se olvidan de la carta. Hace ya mucho tiempo (años), hice hasta tres entrevistas y dos pruebas para entrar en un banco, ya no había más, después de la última entrevista se era entrar o no entrar. Aún estoy esperando su respuesta.

Así que si te envían una carta, casi puedes sentirte afortunado.

Gonzalo G. Cotorruelo dijo...

Tienes razón, Raúl. Aún así, sigo con las mismas: una llamadita no cuesta nada y marca en muchas ocasiones la diferencia entre quedarte con una buena o mala opinión.

Jaizki dijo...

El colmo de los colmos que he vivido yo fue una entrevista para Dell. Me pagaron viaje en avión a Montpellier y noche de hotel para una entrevista de poco más de una hora... sigo esperando respuesta.

Gonzalo G. Cotorruelo dijo...

Jaizki ¿te has comprado un Dell desde entonces? ;-)
la verdad es que a mí eso haría que no comprase un producto suyo en la vida.

Jaizki dijo...

No les he comprado nada, pero no ha sido por lo de la entrevista. Sin embargo, es evidente que la magnífica impresión que consiguieron transmitirme durante el proceso, se la cargaron completamente.

Sergi F dijo...

Estoy totalmente de con vosotros, si te envían una carta para notificarte que no has sido elegido, puedes sentirte contento, porque tanto las empresas de selección como las empresas que realizan el proceso directamente, en general, no dicen ni mu.

Yo he llegado al final de varios procesos, actualmente, y al final he tenido que enterarme, llamando yo, de que han elegido o contratado al otro candidato, estamos hablando de puestos directivos, supongo que si son puestos más bajos debe ser peor.

Considero que simplemente por hacer ya la primera entrevista, tendrían que llamar para notificar el pase o no y también un poco de feedback para que el candidato pudiera mejorar en próximas selecciones.
Todo esto ya lo comente en el post RRHH critica constructiva

Gonzalo G. Cotorruelo dijo...

Jaizki, yo no les compraría nada después de eso ;-)

Sergi, yo he tenido sólo una experiencia en la que me han dado feedback. Fué en Warner Bros en la última entrevista para un puesto bastante bueno, en la que estuve con un par de directivos: uno a nivel europeo y otro nacional. De hecho, uno de ellos me dijo al final de la entrevista que me faltaban relaciones en el sector, y que volviera a probar pasado un tiempo si abrían otro proceso (bueno, el feedback fue un poco más largo, pero iba en esa linea) ... ese ha sido uno de los profesionales que más me ha impresionado, y la verdad es que guardo un magnífico recuerdo de WB

Anónimo dijo...

Pues tengo una buena noticia!
Precisamente hoy he recibido mi primer mail de "no ha sido seleccionado" de una empresa a la que había entregado mi CV y mi portfolio. La verdad es que hasta el momento sólo había obtenido respuestas afirmativas o "ya le llamaremos". De hecho pensaba que esto era una formalidad estandarizada y que dichas cartas no existían. Ahora veo que sí, y me alegro de que me contesten, no por su imagen sino por cortar falsas esperanzas y, sobretodo, por no hacerme perder más tiempo (que buena falta me hace para seguir buscando trabajo)
pauxpaux informa

Enrique dijo...

Este es uno de los muchos errores que se cometen en los procesos de selección.